9 marzo, 2018

Responder a una entrevista para prensa, radio, o televisión no es fácil. Los presidentes de empresas saben que tienen que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a la comunicación. Y ese trabajo implica sentarse a responder preguntas. Algunos tienen el acierto de entrenarse para esa tarea, siempre complicada. Es una buena idea. Las entrevistas tienen sus reglas. Y por eso hemos preparado diez reglas, diez  consejos útiles para salir de la prueba con éxito.

1.-Prepárese. Parece una obviedad. No suele serlo para muchos que llegan a una entrevista confiados en exceso. Piense qué le van a preguntar, conozca a la persona que va a tener enfrente, y repase el contexto: la actualidad es un entorno que cambia con celeridad, y muchas veces el éxito de una entrevista depende de saber aprovechar las circunstancias.
2.-Ensayar preguntas y respuestas le ayudará a sentirse cómodo y relajado. Si previamente se ha puesto en situación con la ayuda de algún colaborador, conocerá sus reacciones ante preguntas incómodas. Ponerse en situación implica también que cuando nos pidan una entrevista preguntemos cuáles son los asuntos de interés. Nunca vaya a una cita de este tipo sin saberlo. Y sin preparar los mensajes que quiere dejar claros entre su audiencia.

Hable desde el yo

3.-Evite el “nosotros”. Hable desde el yo, hágalo en términos personales. La audiencia desconfía de las grandes organizaciones. Expresiones como “en mi empresa”, “nosotros pensamos”, suenan prepotentes. Utilice el yo, sin excesos, con moderación. Recuerde aquella frase: un líder mira por la ventana cuando las cosas van bien, y se mira en el espejo cuando van mal. A la audiencia le gusta saber que bajo un traje hay una persona con sentimientos, fortalezas y debilidades.
4.-Sea amable y agradecido con las preguntas ingenuas o con las que demuestran desconocimiento por parte del entrevistador. Aunque la pregunta le parezca una simpleza, la debe responder exactamente igual que el resto de las cuestiones.
5.-Sea breve en sus respuestas. Conteste de forma concisa y directa. Utilice un lenguaje sencillo, al alcance de todo el mundo. La oscuridad en el lenguaje genera desconfianza. Su audiencia solo le “comprará” aquellas ideas que entienda.
6.-Si el entrevistador le hace una pregunta que no puede responder, admítalo. No pasa nada. Nadie lo sabe todo. Es preferible aceptar una laguna que ofrecer un dato erróneo.

El off the record no existe

7.-Nunca improvise. La improvisación debe estar siempre preparada. Esto quiere decir que hasta las respuestas más naturales deben estar pensadas y las afirmaciones y generalizaciones tienen que estar sustentadas por hechos. Vaya siempre a las entrevistas armado con datos.
8.-Si tras una entrevista para la prensa le promete al periodista que le enviará más datos, hágalo rápidamente. Recuerde que el redactor trabaja con la presión del tiempo y debe cumplir con rapidez plazos de entrega. Cualquier cosa prometida en una entrevista debe ser cumplida pronto.
9.-No existe el off the record. Una persona que no quiere ver algo por escrito no debería hablar de ello. En primer lugar porque siempre hay un grado de incertidumbre. En una conversación con zonas off y zonas on the record es fácil que ambos territorios se confundan.
10.-Sea sincero y positivo. Si en alguna ocasión tiene que declinar la respuesta a una pregunta explique por qué lo hace. Ese enfoque siempre gana. En una entrevista, su integridad está siempre en primera línea.

¡Feliz día de la Mujer trabajadora!
Agenda de empresas, semana del 9 al 16 de marzo

Comment(1)

  1. Reply
    pingback El 99% no responde bien a la pregunta "¿por qué quieres este trabajo?" - Martín Molina says

    […] las personas teme hablar en público más que la muerte. Por lo tanto, no es de extrañar que las entrevistas nos pongan de los nervios. Un consejo básico en estos casos es el de preparar las posibles […]

Publica un comentario