8 febrero, 2018

«Una broma es una cosa muy seria», dijo en alguna ocasión Winston Churchill. El humor es un arma de la persuasión. El griego Gorgias aconsejaba «utilizar la carcajada para anular  la seriedad del contrario y la seriedad para anular la carcajada». Dicho esto, también debemos añadir que el humor es una herramienta poco apreciada por el líder para implicar  y convencer  a los empleados o para  construir culturas resilientes. A muchos líderes les falta el humor.

El humor convierte  los muros en ventanas. Por eso,  en caso de dificultad, en caso de duda, comience con un chiste. Este es un buen consejo para  todo líder que tenga que hablar  en público. Los líderes sí, ya sabemos, tienen que ser inspiradores, motivadores, tienen que ser claros, tienen que tener carisma y pasión, y además tienen que ser divertidos. Esto último no es una frivolidad, al contrario, volviendo a Churchill, es una cosa muy seria. De hecho, el humor se encuentra entre las herramientas más efectivas de un líder.

Los cuatro problemas de la agricultura soviética

Los ejemplos sobran. Ronald Reagan era un maestro del humor. Cuando repasaba los discursos que le preparaba su gabinete siempre añadía algún chiste propio. En lo más crudo de la guerra fría dejó esta perla: «¿Cuáles son los cuatro problemas de la agricultura soviética?: primavera, verano, otoño e invierno». Theodore Sörensen, colaborador de John Kennedy, llevaba al día  un archivo cómico y una carpeta de réplicas y agudezas, como una caja de herramientas del humor, lista  para  cualquier eventualidad.

El humor es un arma poderosa. ¿Saben por qué? Porque la risa es una forma involuntaria de asentimiento, porque el humor desarma las resistencias. Todo esto en la Universidad de Stanford se lleva hasta  el terreno científico. Las profesoras Jennifer Aaker y Naomi Bagdonas imparten un curso  sobre el humor en los negocios. La edad promedio de sus estudiantes es de  23 años, que es esa edad en la que, más o menos, empezamos a reírnos un poco menos, sobre todo de nosotros mismos.

El miedo al humor

Ventajas del humor que Jennifer y Naomi explican a sus alumnos: los líderes con humor tienen una gran capacidad de construir culturas más fuertes, de dar rienda suelta a su creatividad e incluso tienen una mejor capacidad de negociar. «Escuchamos a líderes jóvenes que son la persona de referencia de su organización», dice Aaker. «Muchos luchan porque se aferran a la falsa dicotomía entre tener humor y tomarse su trabajo en serio. El equilibrio correcto entre gravedad y ligereza les da poder a ambas».

Estas dos profesoras se basan en una rigurosa investigación que demuestra que  las culturas empresariales que incorporan sentido del humor son más resistentes. Esto tiene incluso una explicación biológica. El humor es enormemente útil en momentos de estrés porque la risa libera oxitocina, y esa liberación refuerza el vínculo social y aumenta la confianza. El humor y la oxitocina funcionan como un auténtico fármaco.

El humor, un signo de estatus

La investigación muestra que exhibir un humor apropiado aumenta las percepciones de confianza y de  competencia, que a su vez incrementan el  estatus. El humor también está relacionado con la inteligencia. Incluso la risa, si es fuerte, sugiere un estatus más elevado. ¿La razón? : se presume que las personas que tienen una posición de poder en la jerarquía de las organizaciones están más desinhibidas y tienen más capacidad  para  expresar  sus emociones con comodidad. Parafraseando a Nietzsche, diremos que la «risa es un privilegio de los fuertes»

Pero ¡ojo!, mucho cuidado con el humor. No hay nada peor que un chiste inapropiado. Colocar mal una broma, hacer humor con cuestiones graves, ser grosero o insensible a la discriminación le puede arruinar  un discurso. ¿Recuerdan a Michael Scott, el jefe de la comedia de situación The Office, que promociona sus comedias mientras contaba chistes sexistas, racistas y simplemente estúpidos?

La risa es  un arma para desarmar. Les traigo otro ejemplo. Kinshasa, 1974. Mohamed Ali y George Foreman van a disputar  el título de los pesos pesados. Foreman tiene 25 años y es el campeón. Alí tiene 32. En una rueda de prensa un viejo reportero le hizo a Alí una pregunta: «¿Qué vas a hacer? Ya no eres el de antes». Alí se levantó para darle más relevancia a su respuesta: «¿Sabes? No pensaba utilizar esto pero antes de venir aquí tu mujer me ha llamado y me ha dicho que tu ya no eres el que eras».

El humor no es el privilegio de los graciosos

Algunos pensarán al leer esto que hay personas que son más divertidas que otras, que tienen más facilidad para contar chistes  y hacer  bromas. No pasa nada si tienes que preparar esos momentos divertidos. Y aunque tendemos a pensar que el humor es un territorio reservado a los  extrovertidos, piense que la risa  puede adoptar formas diferentes, y que es también un espacio por donde pueden transitar  las personas más «tranquilas» y reservadas. «A estas personas les encanta cuando su humor pasa desapercibido para muchos, pero es muy apreciado por unos pocos», dice Bagdonas.

Tu sentido del humor es un músculo: se vuelve más fuerte cuanto más lo usas. Los instructores recomiendan incorporar ligereza no solo en las presentaciones, sino también en conversaciones informales, correos electrónicos e incluso en el mensaje de respuesta de fuera de la oficina. Si está enviando una comunicación mundana donde la ligereza no está fuera de lugar, incluya un comentario divertido. El humor cumple varias funciones: tranquiliza el ambiente, reaviva la atención, atestigua el ingenio de quien sabe emplearlo, produce  una corriente de simpatía y complicidad, consolida la relación con el auditorio, entretiene y contribuye a dominar al adversario.

Haga reír a su auditorio y comerán de su mano.

 

Jefe, directivo o líder. ¿Qué quieren las empresas?
Agenda Semanal para Empresas, del 9 al 16 de febrero

Comment(1)

  1. Avatar
    Reply
    comment Iñaki.fernandez says

    Es.algo.increible.hacer.reir.en.un.aula.en.una.presentación.de.estudiantes.de.arte.de.literatura.de.geografia.pero.lo.mas.emocionante.es.hacer.sentir.y.decir.en.una.conferencia.de.medicina.todo.el.mundo.espectante.y.solamente.el.conferenciante.hace.una.gracieta.delante.de.1500.personas.tira.su.chaqueta al.aire.todo.el.mundo.del.aula.mira.ese.momento.eso.es.hacer.algo.que.tenga.pedigree..asi.se.consigue.el.aroma.de.la.conferencia…

Publica un comentario