Llámanos

917 578 656

En Martín Molina llevamos más de 20 años ayudando a compañías de todos los sectores a resolver situaciones de crisis, de insolvencia o en concurso de acreedores y asesorándoles con la gestión operativa, con la reestructuración integral de la compañía o con unos planes para una liquidación ordenada.

Consúltanos ahora para resolver a tiempo tu problema

Completa el formulario y nos pondremos en contacto contigo.




    Tu información personal será tratada de acuerdo a nuestra Política de Privacidad


    Tríptico

    Slider image

    Slider image

    play_circle_filled
    pause_circle_filled
    volume_down
    volume_up
    volume_off

    Evita riesgos en tu negocio o en tu vida personal


    Nuestro equipo de más de 30 abogados y economistas te ayudará a reducir riesgos, a controlarlos y a resolverlos en caso de problemas, ofreciendo siempre una respuesta rápida y concisa, y la solución más adecuada para cada caso.

    ¿Qué solución estás buscando?

    • Operaciones societarias y de modificación estructural para adaptar la compañía al mejor modelo societario y de ese modo, por tanto, hacerla más eficiente.
    • Planes de reestructuración completos.
    • Planes de viabilidad como expertos independientes.
    • Procesos de Refinanciación de la deuda (Stand Still, Term Sheet) con su homologación judicial.
    • Apertura de nuevas líneas de financiación.
    • Auditoría y análisis de los estados financieros.
    • Pericias económico-financieras.
    • Mediación con proveedores, acreedores y deudores de la Compañía.
    • Preconcurso, acuerdos extrajudiciales de pago y concurso de acreedores.

    Debilitamiento del tejido empresarial

    El estado de alarma y las decisiones excepcionales tomadas durante este tiempo han obligado a las empresas a adoptar medidas drásticas, que están dejando un tejido empresarial cada vez más debilitado.

    Los empresarios y emprendedores que han sufrido anteriores crisis económicas comprenden mejor que nadie la situación actual y, sobre todo, las dificultades que están por llegar. Todo hace indicar que esta reducción de la actividad económica va a tener una duración limitada y que va a afectar de manera distinta a las empresas en función del sector al que pertenecen.

    Puede que sea una crisis coyuntural, pero volverá a poner en riesgo a muchos nuevos proyectos empresariales y la continuidad de aquellos que ya se habían consolidado.

    Las empresas se han visto obligadas a tomar medidas drásticas, dejando un tejido empresarial cada vez más debilitado.

    Debo tomar decisiones

    El preconcurso, los acuerdos extrajudiciales de pago (segunda oportunidad), o el concurso de acreedores, son solo algunas de las muchas herramientas que pueden ayudar a tu empresa a resolver una situación de insolvencia y a hacer frente a las deudas.

    Puedes ampararte en la Ley Concursal. Pese a que se entiende el Concurso de Acreedores como una liquidación empresarial, la realidad es que es una solución beneficiosa a la hora de materializar acuerdos con todos los agentes implicados, de cara a aplicar un plan de viabilidad que asegure la continuidad empresarial.

    Acude a esta ley con antelación y de la mano de expertos para maximizar tus posibilidades de éxito. Hacerlo a tiempo y siguiendo los procedimientos correctos, puede marcar la diferencia entre mantener la actividad de tu empresa o la disolución de esta.


    Soluciones para los problemas de liquidez

    Las tensiones en la tesorería, el alargamiento de plazos de cobros y de pagos, el sobreendeudamiento, los cambios en los costes financieros, la bajada de la producción y la reducción en la rentabilidad de los negocios, sin duda generarán preocupación en muchas empresas ante la imposibilidad de llevar a cabo el cumplimiento regular de sus obligaciones.

    Será necesaria, entonces, una re-evaluación de la empresa; un plan de reestructuración eficaz, y el diseño de una modelización financiera adaptada a cada negocio.

    En este sentido, algunas de las soluciones pasarán por la refinanciación de deuda o por la búsqueda de nueva financiación.Todo ello estará sujeto al plan de viabilidad de cada compañía y, por supuesto, adaptado al escenario económico de cada momento para establecer una estrategia óptima de la empresa, acomodada a la reactivación de la actividad.

    Refinanciación de deuda

    Nueva financiación

    Plan de viabilidad


    ¿Qué más puedo hacer?

    Las soluciones que se adopten deben ir siempre en consonancia con la situación económica, que será cambiante a lo largo de los próximos meses.

    Por eso, es necesario que tu negocio esté preparado para una reestructuración, tanto a nivel económico-financiero como societario, y analizar qué solución es la óptima para su implantación: refinanciación de deuda, reestructuración societaria o incluso otras medidas como el propio concurso de acreedores.

    De este modo, se minimizará el impacto de la crisis en cada unidad de negocio, se diversificarán riesgos y se ganará en eficiencia financiera en la gestión de adquisición de materias, así como en el proceso de producción.

    En otros casos, se conseguirá además proteger el patrimonio personal del deudor.


    "EL FRACASO ES UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA EMPEZAR OTRA VEZ CON MÁS INTELIGENCIA"

    Henry Ford