2 febrero, 2018

Jeff Bezos y sus “tres claves para el éxito”

Amazon, Berkshire Hathaway y JP Morgan han anunciado su intención de unirse para dar una mejor atención médica a sus empleados. Saben el valor de este movimiento en un país como Estados Unidos: una mejor atención sanitaria les va a permitir captar mejor talento y retenerlo, además de aportar soluciones a uno de los grandes temas del debate público. Los tres gigantes suman más de un millón de empleados. Y su fuerza tecnológica y su dominio del big data hace suponer que van a provocar una gran revolución en la gestión de la sanidad, como apunta The Economist esta semana en su artículo “A revolution in health care is coming. Wellcome Doctor You”

Seguir leyendo
2 febrero, 2018

¿Qué imagen tiene la sociedad del oficio de la abogacía?

  “Me hubiera gustado ser abogado. Es la profesión más bella del mundo” Voltaire (1694 – 1778) La abogacía no es la típica profesión que balbucea tu hijo cuando le preguntas qué quiere ser de mayor. Según la XIII Encuesta elaborada por Adecco, los niños quieren seguir siendo de mayores futbolistas y policías, y las niñas profesoras o doctoras, pero por primera vez también muchos aspiran a ser youtubers o influencers. No cabe duda que la abogacía juega un papel fundamental en nuestro Estado de Derecho, sin embargo, la figura del abogado siempre ha estado cuestionada, sobre todo, por la eterna lucha entre el abogado y la verdad. Al defender en un juicio dos abogados dos tesis contrarias, parece que uno de los dos podría sostener una falsedad. Sin embargo, hay que señalar que en las reglas de nuestro sistema judicial, el descubrimiento de la verdad corresponde al  juez y el abogado se encarga de la defensa. Por esta razón nos planteamos, ¿qué le llega a nuestra sociedad del sector de la abogacía? La abogacía en el cine Desde el principio de los tiempos cinematográficos han existido películas que muestran las bondades, o no tanto, del sector jurídico. Generalmente estos filmes son norteamericanos y reflejan una circunstancia penal como en “12 hombres sin piedad”, “Testigo de cargo”, “Matar a un ruiseñor” o “Anatomía de un asesinato”. Y con razón, esta temática es la más excitante para plasmar en la gran pantalla y la más armoniosa en su lenguaje.  En este sentido  recuerdo haber leído recientemente  un maravilloso artículo titulado “Elegantia Iuris” sobre la belleza en el lenguaje del delito. “La elegancia de la semántica arcaica proporciona a los términos legales una estética que nos puede pasar desapercibida por la reincidencia con la que nos hemos acostumbrado a oírlos. Habituados a comer con el cohecho y cenar con la malversación, tal vez no reparemos en la armonía de estas palabras. Si nos detenemos a observarlas en su forma, despojadas de su significado y aplicación jurídica, descubrimos la poesía del léxico del delito”. La figura del abogado ha sido interpretada en los últimos tiempos por actores tan populares como Keanu Reeves en “Pactar con el diablo”; Tom Cruise en “Algunos hombres buenos”; Susan Sarandon en “El Cliente” o Richard Gere  en “Las dos caras de la verdad”. Sin embargo, no debemos olvidarnos del criminalista más sarcástico de la historia del cine, Sir Wilfrid Roberts, en “Testigo de cargo” ; de la dignidad moral de Atticus Finch en “Matar a un ruiseñor”;  o del decadente Frank Galvin en “Veredicto final” evitando chantajes económicos. Y ya que estamos en el mes de febrero, que es el mes de los abogados, desde Martín Molina, les rendimos un pequeño homenaje, porque los abogados también pueden tener una vida llena de emociones digitales como los admirados youtubers o influencers. De hecho, el uso de las redes sociales está calando rápidamente en el sector jurídico y tres de cada cuatro colegios de abogados utilizan redes sociales.  

Seguir leyendo
31 enero, 2018

Ser o no ser, de autónomos va la cuestión

A pesar de las previsiones de algunos expertos que auguraban un crecimiento en las altas del Régimen de Autónomos durante el 2017, las últimas estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran un crecimiento menor del esperado y arrojan un desequilibrio catorce veces inferior en la evolución de los autónomos frente a la de los asalariados. 

Seguir leyendo
31 enero, 2018

“¡Google, léeme a Pérez Reverte!”

Hace ya un tiempo que el semanario The Economist ofrece a sus suscriptores la lectura electrónica de sus artículos. Así uno puede decirle a la aplicación que traslade al audio la letra de los contenidos. Es un valor añadido notable. El teléfono nos lee mientras viajamos en tren, o quizá mientras descansamos en un sofá a media tarde. Ahora es Google el que entra en la batalla de los audiolibros, con un catálogo que contiene miles de títulos, en varios idiomas. Basta con que ordene a su mayordomo virtual, Google Assistant, que le lea un libro. Pídale que comience Moby Dick, y enseguida sonará aquello de “Llamadme Ismael. Hace unos años –no importa cuánto exactamente……”. o que se arranque por Pérez Reverte.

Seguir leyendo