Cuando los investigadores Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter analizaron los factores que diferenciaban a los líderes excepcionales de la manada, encontraron un rasgo que destacaba  por encima del resto: la compasión. Encuestaron a  1.000 líderes empresariales en más de 800 organizaciones y descubrieron que los líderes que tenían  altos índices de compasión tenían equipos que obtenían mejores resultados. Los equipos liderados por personas compasivas demostraban mejor colaboración de equipo, un compromiso más fuerte con la empresa y tasas de rotación mucho más bajas.

Mejor colaboración

Cuando la información y la dirección fluyen libremente a través de su organización, la empresa opera a un nivel mucho más alto de eficiencia: se requieren menos conversaciones, menos correos electrónicos y  menos reuniones para avanzar. Sin embargo, cuando su empresa tiene dificultades para difundir información entre equipos, la fricción resultante le cuesta tiempo y dinero debido a una menor productividad.

El estudio analizó el nivel de colaboración entre los miembros del equipo en diferentes organizaciones, y descubrió que el liderazgo compasivo era el hilo común entre las empresas con altos niveles de colaboración dentro del equipo. Los altos niveles de compasión inspiraban más confianza entre los miembros del equipo. Y eso provocaba  más oportunidades de compartir información importante con sus colegas dentro y fuera de su equipo.

Mayor compromiso

La diferencia entre ganar y perder en un mercado puede reducirse al nivel de esfuerzo extra que su equipo esté dispuesto a ofrecer en la búsqueda de los objetivos. ¿Dirige un equipo de personas que vigilan el reloj o uno que atraviesa los muros para mejorar sus resultados?

Una vez más, los investigadores descubrieron que la compasión es el ingrediente esencial cuando se fomenta un compromiso fuerte entre los empleados y la empresa. Cuando el líder demuestra empatía y se percibe que actúa de manera justa, los empleados se comprometen más con la causa y, por lo tanto, son más propensos a hacer un esfuerzo adicional. Cuando usted reclame un esfuerzo extra ¿hará su equipo lo que sea necesario para lograr una victoria, o harán lo suficiente para sobrevivir? Su habilidad para construir compromiso aumentará su capacidad de generar ese esfuerzo extra.

Menor rotación del equipo

La rotación excesiva de empleados puede hacer que, en ocasiones, dirigir una empresa  sea una tarea  desalentadora. Cuando vemos una empresa con tasas de rotación anuales de entre el 35% y el 40%, inmediatamente sabemos que algo obstaculiza la relación entre el equipo y la empresa.

La investigación sobre la lealtad de los empleados nos dice que cuando se percibe que los líderes tienen un alto nivel de compasión, es un 15 por ciento más probable que se mantengan en la empresa, y ese quince por ciento tendrá reflejos positivos en su cuenta de resultados.

Y ahora piense, ¿es usted un líder compasivo?

 

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here