En el calendario próximo hay una exposición en el Reina Sofía que llevará su nombre para repasar toda una vida. Una vida dedicada a la fotografía. Tiene 87 años y sigue con una actividad intensa. Su forma de trabajar es la intuición. Desde sus inicios. Desde sus primeras obras, cuando reveló la belleza del barrio almeriense de La Chanca.
En el proceso de revelado realizado por su padre en un pequeño taller, Carlos Pérez Siquier descubre la magia de la fotografía. Es un “buscador de momentos”, como él mismo se define. Retrató la postguerra en blanco y negro y en color, el auge del turismo en su Almería natal durante los años setenta.

Retrato de Carlos Pérez Siquier, por José Aymá

Lleva más de seis décadas con una cámara fotográfica en las manos; primero analógica, ahora digital. Afirma que “morirá con las fotos puestas” porque sus mejores fotos están por hacer. No prepara anticipadamente una foto. Suele decir que las personas y los objetos, lo encuentran a él.

Martín Molinaq
De la serie La playa, de Pérez Siquier

“La fotografía para mi es la memoria de mi sensibilidad, mi forma de ser y estar en el mundo”

En 1956 fundó con José María Artero, AFAL. Revista y grupo que sentó las bases de la nueva fotografía documental en España. Pérez Siquier es uno de los protagonistas de la renovación fotográfica más importante en nuestro país. Académico de la Real Academia de Granada, ganador del premio Nacional de Fotografía en 2003 y premio Bartolomé Ros a su trayectoria en el festival PhotoEspaña en 2013, es el primer fotógrafo español con museo propio (Centro Pérez Siquier). Donó para su creación, todo su archivo personal, gráfico, bibliográfico y documental.

“La máquina es solo un instrumento de un alma sensitiva”

Con el actual auge de lo digital, Pérez Siquier considera que el secreto de una buena fotografía no radica en los avances tecnológicos que se hayan incorporado a la cámara, tampoco en largas horas de postproducción.

Martín Molina
Roquetas de Mar

El secreto está en el saber mirar del fotógrafo y en su capacidad de asombro. Ser versátil y no parar de innovar son cualidades de quienes busquen sobresalir en el campo fotográfico y crear su propia voz. “El fotógrafo debe estar muy atento a las provocaciones visuales de la sociedad”, afirmó en una entrevista que concedió a El País.

Su reconocimiento vino primero del exterior

Uno de los trabajos más conocidos de este artista ha sido La Chanca (1956 – 1965). Tuvo que esperar 20 años para verlo publicado. Nunca tuvo difusión nacional. En este reportaje Pérez Siquier reflejó los valores de sus habitantes con una mirada de comprensión que exaltaba su dignidad.

Martín Molina
La Chanca, Almería

Su obra fotográfica se ha desarrollado principalmente en Almería. La playa, el sol, el color del sur, lo que él llama “feísmo” y su propia sombra, han sido protagonistas de toda una vida dedicada a la fotografía. “Me planteé proyectar mi sombra y dejar un rastro de que estaba vivo, porque cuando yo estuviera yacente, en horizontal, ya no tendría sombra” asegura Pérez Siquier.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here