Este fin de semana nos sacudió la noticia de la muerte del niño Gabriel Cruz “Pescaíto”, cuyo cadáver fue localizado tras 12 días de búsqueda en el maletero del coche de la pareja del padre del niño. El dolor y la rabia se propagaron rápidamente por las redes sociales. Sin embargo su madre, Patricia Ramírez, pide sin cesar que no se extienda el odio y que queden las buenas personas. Buenas personas como ella, sin duda, que recurre al perdón, el único sentimiento capaz de sanar hasta las heridas más profundas y ayudarnos a deshacernos de la ira y el rencor.

Resulta conmovedor encontrar tanta bondad en los momentos en los que la vida te golpea con tanta fuerza. Patricia sólo desea ver mensajes positivos, como lo ha hecho hasta ahora para promover su búsqueda con #TodosSomosGabriel en Facebook y Twitter. Y solicita que dejen de suplantar su identidad y hablar en su nombre. Tan sólo quiere un “pescaíto” con “una palabra bonita” en recuerdo de Gabriel. Nuestro homenaje “Bondad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here