En estos primeros días del año estamos leyendo noticias de importantes Reestructuraciones de Plantillas en la gran empresa española, como ha sido el caso de Bankia o el Popular. En ambos casos, era de prever que tras la compra del Popular por el Santander y la fusión entre Bankia y BMN, se dieran estas decisiones, para optimizar costes estructurales. Las Reestructuraciones de plantilla se suelen instrumentar en nuestro país bien a través de despidos colectivos, bien a través de Prejubilaciones o Bajas Voluntarias Incentivadas.

Estas últimas,suele ser formalizadas a través de seguros de rentas que proporcionan unos ingresos pactados al trabajador hasta cierta edad ,incluyendo el Convenio Especial con la Seguridad Social, para , de esta manera, facilitar al mismo la tranquilidad de conocer de antemano  la pensión que le va a quedar cuando se jubile definitivamente. Hasta aquí, no estoy contando nada nuevo que sorprenda al lector, pero…., en la PYME, no es tan sencilla la solución.

Una salida generosa

Y es que, en Invexia y Martin Molina Abogados y Economistas, sabemos por nuestra dilatada experiencia, de las dificultades que en momentos críticos atraviesan nuestros clientes. No son pocas las situaciones, en las que me he encontrado que mis clientes desean dar una salida generosa a uno o dos trabajadores con los que llevan muchos años trabajando y a los que están agradecidos, y quieren ver alternativas para una digna Prejubilación

Tras realizarles varios escenarios, llega el día en que el empresario les presenta números a los trabajadores, de varios proyectos que previamente les hemos realizado. Cada trabajador lo ve y queda satisfecho con la propuesta ( hace 14 años la prejubilación más normal era persona de 56 años con el 100% del Neto a percibir hasta los 65 años, ¡¡hoy en día impensable tras la “Enmienda Telefónica”!!). No pocas veces, ocurre que una vez en el despacho del empresario, me dice satisfecho, que incluso hay gente que le han preguntado por si ellos pudieran entrar en una próxima salida de Prejubilaciones.

Soluciones inviables

Hasta aquí, todo bien, pero llega el momento en que me pregunta cuánto debería desembolsar para hacer efectiva la propuesta, y es ahí, cuando ven ellos que la solución a sus problemas,la solución que les va ahorrar una importante cantidad de costes laborales en los próximos años, no la pueden llevar a cabo por falta de liquidez o de provisión para esas circunstancias

Pocas PYMES pueden desembolsar de una vez 200.000 o 400.000 € para dar esa solución, en cambio, en Bankia y en el Santander , eso está más que planificado y efectuadas las provisiones oportunas. El corolario, nuevamente , es la falta de sistemas de previsión en la PYME española, que a veces, llevan al desenlace que nadie desea del Concurso de Acreedores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here