La brecha de seguridad no solo afecta a los procesadores de Intel. Las últimas informaciones dicen que se trata de dos fallos que han convertido a millones de ordenadores en vulnerables y ha puesto a Intel ante una grave crisis de comunicación.

La primera alarma sonó en la firma de ciberseguridad The Register. Sus responsables aseguraban haber encontrado fallos en los chips de Intel que permitían acceder con facilidad a las contraseñas y otras informaciones de la memoria, en ordenadores y en dispositivos móviles. Se trata de dos agujeros de seguridad llamados Meltdown y Spectre.

Intel ha respondido a través de un comunicado en el que asegura que “no es cierto lo que indican unos informes recientes que afirman que estas vulnerabilidades son fruto de un “error” o de un “fallo” y que sólo aparecen en productos de Intel” Intel dice basarse en estudios para afirmar que muchos tipos de dispositivos son susceptibles de verse afectados por estas grietas de seguridad. Intel añade que está trabajando con otros fabricantes para resolver el problema de forma inmediata.

Lo cierto es que Intel se enfrenta a una crisis y está demostrando que no sabe responder con una comunicación eficaz. Primero por recurrir al argumento de “es un problema de todos, no solo de Intel”. Segundo porque ahora se sabe que un grupo de analistas de Google descubrió hace más de seis meses estos fallos de seguridad y se lo comunicó a las empresas afectadas.

Beau Woods, experto en seguridad informática, asegura en Financial Times que “Si Intel, AMD y ARM están afectadas, estamos hablando básicamente de algo que circula en los sistemas de todo el mundo desde al menos hace 10 años”. La solución a este problema implica una combinación de cambios en el software y el hardware de los dispositivos. Y eso supone esfuerzos por parte de fabricantes de chips y también de ordenadores. Dice Intel en su comunicado que es la “la empresa más segura”. Eligieron un mal día para proclamarlo, cuando los usuarios de sus chips necesitan seguridad, confianza y sobre todo soluciones inmediatas.