El Gabinete Técnico del Tribunal Supremo (TS) planteó problemas procesales que se plantearán si se mantiene sin cambios el Real Decreto-Ley del Gobierno, por el que le traspasa la competencia última sobre la procedencia o no de las restricciones sanitarias que adopten las Comunidades Autónomas tras el fin del estado de alarma, el próximo domingo, 9 de mayo.

Así, se plantean dudas en este primer informe, sobre la posible insuficiencia del vehículo legislativo empleado (un Real Decreto-Ley) y, además, se lamenta que se suprima la fase de preparación del recurso de casación ante el TSJ o la Audiencia Nacional, permitiendo que se presente directamente ante el Supremo, lo que “plantea numerosos interrogantes y problemas prácticos referidos sobre todo a la imposibilidad de filtrar esos requisitos legales y el interés casacional”.