Según el análisis presentado recientemente por Bloomberg, entre los 11 países más interesantes para invertir a nivel internacional en 2018 se encuentran cuatro de Hispanoamérica. Desde Martín Molina abogados y economistas queremos comentar su situación, analizar las perspectivas para los inversores internacionales y fijar alguna recomendación importante a la hora de aproximarse a esas economías.

Destaca, en primer término, México, que según Bloomberg se sitúa en primer lugar del escalafón. Debido a la calificación de su deuda soberana y a sus expectativas de crecimiento económico para este año. En octavo lugar aparece Colombia, en noveno Perú y en el lugar decimoprimero se sitúa Chile. La mayoría de los países que encabezan esa lista se encuentran en Medio Oriente y en Asia –Emiratos Árabes Unidos, Malasia, Corea del Sur y Turquía-. No deja de sorprender que entre los diez primeros se encuentran también tres Estados pertenecientes al espacio económico europeo: Polonia, Chequia y Hungría.

Seguridad jurídica y ambiente empresarial

Pero es evidente que estos ranking toman como referencia elementos que, en algunas ocasiones, aunque basándose en parámetros objetivos, no reflejan toda la realidad. Es  aconsejable mostrar un mínimo de escepticismo, cautela o prevención. Casi resulta redundante afirmar que hay otra serie de factores que hay que tomar en consideración -que son más difíciles y complejos de baremar-, y que también deben ponderarse a la hora de proceder a una decisión inversora de cierto calado, con la apuesta económica que implica, especialmente para la pequeña y media empresa. Entre ellos hay que destacar la seguridad jurídica y el ambiente empresarial, la capacitación de la mano de obra local, las costumbres mercantiles, que no se plasman más que tangencialmente en el Derecho positivo. De forma que la expectativa de negocio y de retorno de la inversión de una empresa que quiera aventurarse a un mercado distinto implica una valoración muy sosegada de todos estos elementos positivos y negativos, para no llevarse a graves equívocos, por no de hablar de auténticos “chascos”.

Avales y contratación

En Martín Molina no hablamos más que desde la experiencia:¡cuántas empresas constructoras han visto ejecutados sus avales en países latinoamericanos debido a una baremación a la entrega de la obra que no se realiza por técnicos. La realizan políticos y personas sin cualificación alguna. ¡Cuántas veces contratar a personal acreditado es una tarea que puede provocar quebraderos de cabeza inacabables, porque los sindicatos locales están implicados en el proceso, y tienen que dar el visto bueno sobre todo aquel que vaya a entrar en la obra o empresa! Otro ejemplo: el segundo Colegio de Arquitectos más importante en colegiados españoles, después del de Madrid, es el de Lima. No hay ningún dorado, desafortunadamente, pero si la inversión no va acompañada de asesoría local solvente y acreditada, todo el proceso puede devenir en un auténtico marasmo y una pesadilla.

Por esta razón, desde Martín Molina Abogados y Economistas hemos desarrollado una red de despachos colaboradores en varios países latinoamericanos, que puedan ayudar a solventar con capacidad criterio y solvencia los retos con los que un empresario puede verse confrontado en su planteamiento de desembarco en otro país, aunque aparentemente sea tan cercano que incluso hable el mismo idioma. Por eso, en este caso, su decisión empresarial es para nosotros un reto profesional de primer nivel, y lo afirmamos desde la experiencia y la implicación.